el mundo de la venta online

¿Por qué un ecommerce y no un negocio tradicional?

Mucho se ha hablado de los ecommerce en los últimos años. Mientras, los negocios tradicionales cada vez son menos y se ven superados en muchos factores por el fenómeno del comercio electrónico.

Los ecommerce presentan muchas ventajas en comparación a los negocios tradicionales, siempre y cuando se utilicen las tácticas apropiadas. En plena era tecnológica quien no evoluciona se extingue y todo se está viendo reflejado en el comercio.

Se está a tan solo un click de productos al otro lado del mundo y a tan solo días de obtener objetos que en el mercado local es casi imposible conseguirlos. ¿Existe algo mejor? Sí.

En el mundo digital hay nuevas reglas, más variedad de productos, mayor comodidad, distintos métodos de pago y demás. Es decir, hay mejores condiciones para efectuar una compra.

Entonces, ¿Por qué montar un ecommerce y no un negocio tradicional? Aquí las respuestas:

  • Globalización

Los comercios electrónicos funcionan a través de internet, lo que hace posibles las negociaciones desde cualquier parte del mundo. La importancia deja de ser una región determinada y se abren un mundo de posibilidades en el exterior.

Los ecommerce suelen tener clientes desde cualquier parte del mundo; muchos productos no siempre se encuentran en el mercado local, por lo que recurrir al mercado extranjero o global es una de las posibilidades.

Con la llegada del internet la compra de productos en el extranjero se hace mucho más fácil y esta, por razones obvias, aumenta considerablemente. Es decir, el comercio electrónico proporciona más ventas.

  • Variedad de productos

La variedad de productos que se pueden ofrecer en los comercios electrónicos es mucho mayor a los negocios tradicionales. Se puede trabajar con mercancía extranjera con mucha más facilidad.

Es una excelente oportunidad para exportar productos del mercado interno, uniéndolos con otros más generales y tener mayor diversidad en lo que se ofrece.

Muchos de los productos que en una determinada región son cotidianos, en otra están mucho más valorados por ser poco comunes. Por ende, pueden tener una salida rápida y dejar mejores ganancias que en el mercado local.

  • Ahorro de costos

Ahorro de costos, dinero, tiempo y muchas cosas más. En un negocio tradicional existen pagos como los servicios, los empleados, el local u otros, que con un comercio electrónico no son necesarios. Solo es necesaria una conexión a internet y un lugar para guardar mercancía, pudiendo ser la casa donde se habita.

Al eliminar esos gastos, se ahorra dinero que puede ser utilizado en otro tipo de cosas. Por esto es que la mayoría de los productos ofrecidos por ecommerce suelen ser más económicos que los que son vendidos en tiendas físicas.

Asimismo, el costo en el mantenimiento de los equipos es un aspecto a destacar, desviándose mucho dinero en mantenerlos óptimos durante las jornadas de trabajo; un hecho que agradecen haber desaparecido, aquellos que han cambiado lo tradicional por lo digital.

  • Mejor trato al cliente

¿Mejor trato al cliente? Pero, si no se le está viendo la cara. ¡Exacto! Intentando ganar la confianza del mismo, se acceden a distintos métodos que, gracias a la tecnología, terminan dándole de una u otra forma un mejor trato.

Hay mayor intercambio de información, pudiendo adjuntar archivos muy valiosos en una comunicación vía web. Para esto se recomiendan tener mensajes elaborados y enviarlos al menor tiempo posible.

Sin embargo, también tiene que estar abierta la posibilidad de interactuar directamente con los usuarios o clientes. Se recomiendan las plataformas de correo electrónico para responder dudas, enseñar o aconsejar.

  • Mayor comodidad

Es tanta la comodidad que merece hablar de ella por separado. Si bien existen las personas que se dedican de lleno a los comercios electrónicos, estas son actividades que se pueden llevar a cabo en tiempos libres.

Para las amas de casa, por ejemplo, el comercio electrónico se presenta como una ventana de gran ayuda. Las dudas personales se pueden responder en cualquier momento desde un móvil, portátil o casi cualquier equipo con acceso a internet.

Con un buen manejo de redes sociales y una pagina web detallada el trabajo se hace solo. Es decir, si todo está lo suficientemente claro en la imagen que se muestra digitalmente, solo llegarán notificaciones de compra.

Los ecommerce suelen requerir de más tiempo (y dinero) al principio durante el proceso de creación y establecimiento. Una vez exista una buena base, todo es pan comido. Es hora de orientar tus objetivos a una estrategia y de que empieces a ganar dinero.

Entrada del día 5 febrero, 2018

Edith Gomez

Escrito por

Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Editora en Gananci. @edigomben

No hay comentarios todavía para esta entrada. ¡Escribe tú el primero!

Deja un comentario

Etiquetas permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Suscríbete

    y recibe los últimos artículos