el mundo de la venta online

Cómo hacer Social Selling usando tres tipos de contenidos

Ya hemos comentado anteriormente que las redes sociales reciben visitantes, los cuales van a  socializar, pero que nos les atrae el darle “me gusta” a páginas de empresas si encuentran en ellas solamente anuncios. Sin embargo, si ya tienes una buena idea de negocio, lo que justamente deseas hacer es dar a conocer tu negocio, por lo que el concepto de Social Selling puede resultar algo contradictorio.

No obstante, existe una manera para que puedas vender tus productos o servicios y, por supuesto, aumentar tus ingresos, sin necesidad que el usuario sienta que se trata de una venta directa o un anuncio publicitario. Como podrás imaginar, la diferencia reside en el mensaje, en lo que se dice y en cómo se dice.

Content marketing

En otros de nuestros artículos ya te hemos comentado qué es el Social Selling, y en esta ocasión te hablaremos sobre el marketing de contenidos.

Pese a que hay muchas definiciones sobre este concepto, podría decirse que el marketing de contenidos es el esfuerzo, realizado a través de los canales digitales, destinado a crear interés sobre un determinado producto o servicio, con el fin de obtener una acción por parte de la audiencia, sin que ello tenga que sonar completamente promocional. En otros términos, refiere a la forma cómo creamos y distribuimos contenidos, para una audiencia en particular.

Para dar forma a un contenido, existen muchas maneras en cuanto a los formatos para el mensaje. Sin embargo, hay algo que todos guardan en común, esto es la parte en la cual podemos destacar. Para lograr esto, el contenido y el tipo de mensaje debe proveer algo en todo momento: utilidad.

Es importante lograr intuir cuáles serán las preguntas más constantes que tendrán nuestros clientes sobre nuestro producto o servicio para poder brindarle las respuestas más precisas, al momento que las estén buscando. Así, podremos convertirnos en una fuente de información útil para nuestra audiencia, generando la confianza de que somos quienes podemos responder a sus dudas, lo cual sin duda provocará un impacto positivo para nuestras ventas, sólo que debe hacerse de forma muy disimulada.

A continuación, te ayudaremos a distinguir tres tipos de mensajes:

  1. Vídeos: ya hoy día no es necesario ser un profesional para compartir vídeos, sino que es posible grabarlos incluso desde un dispositivo móvil, sin requerir de equipos o técnicas de edición costosas.

De acuerdo a la información, dada  a conocer por Youtube, todos los días son observados mil millones de horas de vídeo. Considerando este hecho, y el que cada vez más personas consuman este tipo de contenidos a través del móvil, hace surgir la pregunta: ¿para qué podría usarse el vídeo de forma útil?

Pues, si vendes vino, podrías hacer vídeos explicativos sobre cómo superar el dolor de cabeza de la resaca. Si vendes seguros, podrías crear vídeos sobre cómo cambiar una llanta. Lo vital será mantener siempre la personalidad de la marca, el producto o servicio, ofreciendo un contenido que sea útil.

  1. Infografías: esta forma de recurso visual resulta muy eficaz para atraer la atención, debido a la forma en la cual es organizada la información, a través de imágenes, o algún otro visual en combinación con el texto.

Resultan eficaces para hacer que tu audiencia entienda mejor su contenido y puedan digerir mejor la información. Pues, para muchos es mejor recibir la información de manera condensada, y esta es una opción muy útil para ello.

  1. Retransmisiones en directo: la ventaja principal de este tipo de contenido es lo orgánico y natural que resulta, lo cual significa que al no haber grandes elementos de pre-producción, o post-producción, la audiencia se sentirá más cerca al recurso.

Además de ello, las retransmisiones en directo proporcionan el espacio para hacer preguntas, las cuales se pueden responder en directo. El reto consistirá en predecir de antemano qué dudas podría tener tu público para que estés en capacidad de contestarlas en directo. Si identificas cuál es su necesidad, podrías darle respuesta organizando una retransmisión en directo, dedicada especialmente a ese asunto.

Como puedes observar, en ninguno de estos ejemplos de marketing de contenido hay un mensaje de venta directa. Pues, tal como ya te hemos dicho, la clave está en el mensaje, y en cómo se dice.

 

 

 

Entrada del día 20 marzo, 2017

Edith Gomez

Escrito por

Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Editora en Gananci. @sonia_verni

No hay comentarios todavía para esta entrada. ¡Escribe tú el primero!

Deja un comentario

Etiquetas permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Suscríbete

    y recibe los últimos artículos