el mundo de la venta online

¿Actuamos acorde con lo que pensamos?

Si llevamos a cabo una encuesta a partir de esta pregunta casi todo el mundo respondería que sí. Todos creemos que actuamos acorde lo que pensamos ya que somos nosotros quienes tomamos las decisiones, aunque no tenemos en cuenta el gran poder que tiene el subconsciente.

Cuando vamos a hacer la compra estamos sometidos a un montón de señales y factores externos que manipulan nuestras decisiones. Poner lo más caro en las estanterías del medio, poner grandes señales de descuento son algunas de las técnicas que se usan para manipular tu decisión.

¿Aún sigues pensando que actúas conforme piensas?

Si vamos un poco más lejos, tenemos que hablar de la mente.

La mente según Freud está dividida en tres niveles. El primer nivel es el consciente, el segundo nivel es el subconsciente y el tercer nivel es en inconsciente.

El primer nivel, el consciente, está caracterizado por todas las decisiones voluntarias que tomamos, como por ejemplo que ropa vestiremos. Este nivel de la mente lo controlamos, está en nuestro control. Este es el nivel que utilizamos para resolver problemas lógicos.

El nivel que no controlamos para nada y que por lo tanto es lo contrario que el primer nivel es el inconsciente. En este nivel es donde se encuentran las emociones, los deseos, las ideas, las vivencias y todos esos conflictos reprimidos que no tienen lugar en la conciencia. Estos son contenidos de alta carga emocional y que nos producen sufrimiento cuando los recordamos, por eso los reprimimos. Su forma de manifestarse, según Freud, son los sueños.

Entre medio de estos dos niveles está el subconsciente. Este nivel es el que nos interesa a la hora de averiguar si realmente decimos lo que pensamos, porque aquí están nuestros deseos reales. Según Freud, el subconsciente es el que se asocia a los contenidos, sucesos o procesos mentales, que su función es mantener una barrera represiva para censurar los anhelos y deseos para evitar el desagrado, por ejemplo.

El subconsciente es lo que el corazón quiere, los deseos emocionales.

Para poder contestar la pregunta ¿decimos y/o actuamos acorde lo que pensamos? Deberíamos llevar un escáner cerebral para saber como reacciona nuestra mente en determinadas situaciones.

Esto es posible, gracias al Neuromarketing.

El neuromarketing es una ciencia que consiste en la aplicación de las técnicas de la neurociencia a la investigación del marketing tradicional. Su función principal es investigar y analizar el comportamiento del consumidor. Que estímulos cerebrales tienen delante de determinadas preguntas, videos, fotos…

El objetivo es saber que emociones y motivaciones se reflejan en el escáner para saber cómo se comportan como consumidores.

Poder entrar en la mente del consumidor es una pasada y te abre un universo delante para poder crear estrategias mucho más adaptadas a tu “target group”.

Muchas empresas lo utilizan para decidir donde colocar el producto en sus estanterías, para determinar el precio, que branding utilizar…

Por ejemplo, hay estudios de neuromarketing que determinan que los consumidores escogerán antes un producto que les queda a la altura de los ojos, que no el de arriba del todo o casi tocando el suelo.

Al igual que los carros de la compra. Tienen el tamaño que tienen para que los consumidores compren más de lo que tenían pensado.

Un estudio de mercado hecho recientemente con un grupo de hombres revela que más de la mitad de ellos contesta lo contrario que su mente esta pensando. Gracias a un escáner cerebral se pudo estudiar sus reacciones.

Estos hombres accedieron a ser puestos bajo control mientras se les hacía una tanda de preguntas. Antes de empezar se les pregunto que tipo de regalos preferían, si los duros, envueltos con una caja, por ejemplo, o los blandos.

El 66% de los participantes contesto que prefería un regalo duro, pero el escáner cerebral desvelo que un 88% preferían regalos blandos.

Más de 50% de los participantes dijo lo contrario que lo que su subconsciente estaba pensando realmente.

Sorprendente ¿verdad?

Gracias a este tipo de estudios, se puede definir una mejor estrategia de marketing y dar en el clavo mucho más fácilmente.

Para ver el estudio sobre paquetes blandos o duros haz clic aquí.

 

Entrada del día 28 diciembre, 2017

Adriana

Escrito por

Jurista frustrada, amante del Marketing Online y aprendiendo constantemente. Nací en 1992 en La Seu d'Urgell pero desde 2015 resido en Dinamarca, donde estudio y trabajo. Blog: http://www.adriana-vazquez.es/

No hay comentarios todavía para esta entrada. ¡Escribe tú el primero!

Deja un comentario

Etiquetas permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Suscríbete

    y recibe los últimos artículos